En el entorno sagrado del hinduismo y el budismo, los mandalas están destinados al aprendizaje de verdades espirituales.

 

Estas imágenes simbolizan el universo, cuya primera forma es el círculo, y la presencia de lo sagrado en la vida cotidiana.

 

​Los Mandalas están compuestos por 3 anillos: externo, medio e interno y se deben colorear en ese orden: de afuera hacia el centro.

 

¿Qué representa cada anillo?

Anillo externoEl YO EXTERNO, la cara que se da al mundo, el yo social

Anillo medio: El YO INTERNO, la naturaleza más profunda o la verdadera personalidad.

Anillo internoEl YO SECRETO, el más íntimo, el que casi no se revela a nadie y que incluso puede ser misterioso o desconocido para la misma persona.

Lo llaman el “tesoro escondido”; donde están las habilidades, dones, sentimientos, el dolor del pasado, heridas que no se han cerrado….

 

Y si ves, la naturaleza está llena de mandalas…

¿Alguna vez has observado una telaraña, los círculos de la cebolla o del melón? Así en cada cosa que vemos encontraremos mandalas.

 

Algunos de los beneficios de colorear mandalas: Ayuda y favorece a.....

- Lograr la paz personal

- La concentración y memoria

- Realizar las actividades con más interés

- Aprender a tomar las cosas con calma

- Aceptar la realidad de los cambios

- Aliviar el estrés

- Equilibrar los hemisferios cerebrales (emocional-racional)

 

¿Cómo colorear los mandalas? Puedes hacerlo:

- Escuchando música

- Viendo televisión

- Haciendo alguna meditación (en este caso es aconsejable que   se haga en un lugar tranquilo)

 

Disfruta encontrando tu mandala, coloréalo, puedes guardarlos y luego ver cómo has progresado en el tiempo respecto a tus emociones,  incluso si quieres ¡¡¡puedes ponerlo en un cuadro!!!

Los Mandalas: Buscando el Equilibrio

Mandala en sánscrito (lengua clásica de la India) significa

“Círculo o Centro Sagrado”.